dimecres, 27 de novembre de 2013

Contenido simple o compuesto

No es lo mismo publicar de forma simple un contenido que hacerlo de forma compuesta, es decir adjunto dentro de una página web o de otra red social.

Esta idea se me ocurrió el otro día, porque recordé que cuando cursaba el Máster en documentación, nos hacían diferenciar entre Unidad Documental Simple y Unidad Documental Compuesta. Es decir, un documento simple, sencillo, que no pertenece a ningún expediente o un documento que tiene adjuntos otros documentos o que pertenece a un conjunto de éstos.

En el contenido pasa exactamente igual. Los dos tipos de contenido (simple o compuesto), son válidos a la hora de difundir contenido o de crear valor añadido, pero, se entiende que un contenido compuesto, es decir, un contenido que está dentro de una web propia o de una página propia (Facebook, Scoop.it, LinkedIn) puede proporcionar doble valor añadido.

Primero de todo porque se valora el contenido que se añade, y en segundo lugar porque se permite o se dejar ver a los usuarios, a aquellos que nos ven o nos siguen qué es lo que hacemos, cómo es nuestra "casa" por decirlo de algún modo.

Siempre digo que es mejor anticiparse a la información y dejar que el usuario curiosee todo lo que quiera a nivel profesional siempre dentro de unos límites, los que marcamos nosotros cuando le dejamos entrar en nuestra página profesional.

Publicar contenido de una forma más simple o dentro de una página, dependerá de nosotros mismos, de lo que queramos difundir (más o menos visibilidad) aunque los dos casos son válidos, es cuestión de elección.


dimarts, 26 de novembre de 2013

Presentación

El jueves pasado hice mi primera presentación como Curador de Contenido. El sitio en el que colaboro a nivel profesional me propuso hacer una pequeña sesión en la que explicara a qué se dedica un curador de contenido dentro de las nuevas profesiones.

Al ser una sesión dedicada a la curación de contenido, decidí hacerla con una herramienta propia del sector al que me dedico, con Bunkr, así de paso, practicaba con esta herramienta de agregación, creación y difusión de contenido.

Al ser una sesión introductoria, decidí exponer varios aspectos básicos sobre nuestra profesión. Es decir, qué somos, con qué herramientas trabajamos, qué funciones hacemos y algunos ejemplos visuales a nivel profesional así como el debate abierto acerca de qué nombre debemos utilizar, si curador de contenido o la denominación anglosajona (Content Curator)

La presentación está colgada en Linkedin, en el apartado publicaciones. 

divendres, 22 de novembre de 2013

Posiciones

La gente con la que colaboro a nivel de Content Curator, me pregunta si todo lo que hacemos se va a ver en una web, yo les digo que no, porque el trabajo que realiza un content curator no es visible a nivel de web. Es decir, no somos programadores, no realizamos webs, ayudamos a aquel que nos necesite a que entienda bien cuál es su producto o a qué tipo de contenido quiere dar relevancia, y una vez analizados sus propios recursos y las herramientas de difusión que utiliza, podemos ayudar a mejorar su contenido pero parte de nuestro trabajo es interno, de hacer entender la importancia que tiene entenderse a uno mismo y saber qué contenido es relevante y qué no lo es.

Por eso yo creo que el content curator sí posiciona, pero a nivel personal, porque se trata de que la propia persona se ordene y entienda lo que hace y a qué se dedica para poder difundir mejor y que los demás lo puedan entender y puedan emitir opiniones al respecto. Por tanto, para mí, si hay una posición pero personal. 

El otro tipo de posición, más de buscadores se puede lograr también gracias al esfuerzo y al trabajo que realiza un content curator porque después de todo este trabajo interno que realizamos, cuando se logre la posición en internet será más estable porque habrá ganado marca y reputación.


dijous, 7 de novembre de 2013

Curamos? (II)


Las funciones de un curador de contenido son muy diversas, digamos que es una profesión en la que sus funciones se van descubriendo a medida que se trabaja. Yo he identificado algunas:

Leer: Un curador de contenido debe leer todos aquellos enlaces o información que cree relevante para su sector/ intereses/ empresa. La lectura facilita la adquisición de nuevo conocimiento que se puede aportar al ya existente.


Almacenar: Hoy en día existen aplicaciones que permiten almacenar todo tipo de contenido y formatos que nosotros creamos interesante sobre un aspecto determinado. Sobre esta información se puede trabajar a nivel individual o de forma colaborativa para crear nuevo conocimiento. 

Filtrar: La abundancia de información hace que sea necesario hacer una selección previa en la que se incluya aquella información que creemos relevante y que puede aportar un valor añadido a todo lo que ya se ha dicho. La información no sólo debe de ser filtrada, si no, comprensible y entendible para el que lo lee. Cada vez con más frecuencia, aparecen aplicaciones que permiten visualizar mejor la información a través de esquemas, dibujos o videos que facilitan la comprensión. 

Difundir: Esta es una de las tareas que crea valor añadido porque promueve la diferenciación. Es decir, redes sociales hay muchas, el truco está en saber cómo diferenciarse a través del contenido, promoviendo la identidad y dando valor a la información que se difunde.

Monitorizar: Tan importante es conocernos a nosotros mismos que nos conozcan o saber qué dicen de nosotros, qué les gusta más. Hay muchas herramientas web que permiten hacer seguimiento y análisis web. Tan importante es poder analizar la información como trabajar sobre ella, que la información sea fiable. 


dimarts, 5 de novembre de 2013

Curamos?

Uno de los pasos obligados como profesional de cualquier sector, pero en este caso hablamos de curación de contenido, es conocer las diversas herramientas web que están a nuestro alcance como profesionales. De tal forma que, podamos ayudar o asesorar a todo aquel que nos pida un servicio / trabajo / proyecto.

Hay tantas herramientas dedicadas al filtraje, creación y difusión del contenido que se hace difícil poder conocerlas con profundidad, más que nada porque dentro de la curación también se mezclan herramientas de monitorización. Con lo cual, da como resultado un profesional bastante completo y multidisciplinar porque bebe de muchas fuentes y profesiones distintas. 

Dicen que el curador de contenido es una mezcla entre Community manager, periodista, documentalista, entre otras. Es cierto, una vez te dedicas a nivel profesional, te das cuenta de que se tocan muchos palos diversos y eso puede llevar a la confusión y bloqueo profesional muchas veces por esa multidisciplinariedad de profesiones y tareas.

Entre las herramientas de filtraje de contenido o que son propias para nosotros, hay una gama muy diversa en la que todas ayudan y aportan cosas en cuanto al contenido y crear valor añadido pero desde perspectivas o funciones distintas.

Están las herramientas propias de curación que permiten editar y compartir contenido ajeno. Entre ellas Scoop.it, Paper.Li... 

Otro tipo serían los agregadores de feeds, que nos permiten almacenar contenido interesante y relevante no sólo para leer si no que también se puede compartir y trabajar sobre él. (Buffer, Evernote, Flipboard...)

Por otra parte, también están las herramientas que nos permiten crear Storytellings, es decir, historias o contenido propio a través de contenido ajeno. Estas herramientas son muy interesantes porque permiten crear historias que hagan más sencilla la comprensión de un determinado tema (Storify, Bunkr, Theemefy...). No sólo permiten crear si no que, también se puede difundir el contenido.

No nos podemos olvidar de las herramientas de monitorización. Un curador debe seleccionar el contenido que es importante dentro de su empresa/sector, pero también debe conocer las reacciones de los demás, lo que opinan para poder adaptarse mejor a ellos. Aqui encontramos herramientas como The tweeted times, Rowfeeder entre otras.

En definitiva, el mundo del curador es bastante amplio y requiere de muchas disciplinas por eso es importante conocer bien todas las herramientas que están a nuestro alcance.