dijous, 9 de gener de 2014

De compartir a crear

Las funciones de un curador de contenido, al ser una figura profesional relativamente nueva aún no están muy definidas porque el concepto a cambiando con el tiempo, a medida que avanzan las aplicaciones web para curar contenido.

Hemos pasado de compartir información de terceras personas que nos parecía relevante, a crear y redactar nuestra propia información, aquello que queremos decir siempre y cuando sea relevante en cuanto a su difusión. 

Estamos en un momento en el que la creatividad es un valor añadido porque proporciona identidad, diferenciación en un mundo tan global. A parte de creatividad se valora cada vez más que lo que se diga sea escueta y muy visual para que se entienda. 

En poco tiempo han surgido nuevas herramientas que se dedican a curar contenido que son herederas de las primeras que salieron, ahora ya no sólo se comparte contenido propio o compartido si no que, se puede mover la información dependiendo de la reacción del usuario, de los comentarios, de aquello que quiere comunicar.

Un curador no sólo debe saber qué es o a qué se dedica su cliente, de cara a poder difundir información relevante, si no que también debe de escuchar lo que le dicen los demás sobre su negocio o persona. 

La clave está en decir aquello que queremos decir y proporcionar toda la información relevante para nosotros y para los demás catalogándola, que la búsqueda sea fácil tanto para nosotros como para los demás.

La catalogación se vuelve a poner de moda porque resulta más fácil tener los contenidos indexados en una misma ventana o información.






Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada