dilluns, 28 d’abril de 2014

Biblioteca de contenido para empresa

El contenido es un concepto muy dinámico, integrado por diversos conceptos muchas veces porque aquello que queremos explicar siempre es una síntesis de muchas cosas, con lo cual el contenido casi siempre es compuesto, es la suma de muchas historias concentradas en un mensaje.

Hemos hablado mucho de contenido y de su difusión a través de redes sociales, de cuáles son las funciones de un curador de contenido y qué le separa de un Community Manager. Hoy me voy a centrar en las bibliotecas de contenido y como el curador de contenido puede ayudar a nivel interno en una empresa, seleccionando el contenido que necesitan para consultar y trabajar.

Como he dicho antes, el contenido es dinámico y variable, cambia, no siempre interesarán los mismos temas, con lo cual, las bibliotecas de contenido deben de recopilar los conceptos y recursos más importantes de la empresa a nivel de conocimiento, catalogarlos para que pueda ser revisado y se pueda trabajar sobre eso. 

El contenido de estas bibliotecas es cerrado? No, es contenido abierto, lo que quiere decir que siempre se podrá adjuntar aquel contenido que se considere relevante. Por otra parte, del mismo modo que pasa con la documentación, no todos los usuarios de la empresa podrían acceder a todo el contenido, únicamente a aquel que necesiten para poder trabajar. Con lo cual estas bibliotecas deberían de ser accesibles a todo el personal que lo necesite pero su acceso podría ser total o parcial dependiendo de para qué se necesite.

Qué aporta una biblioteca de estas características a la empresa? Recopilar su propia información y recursos, conocimiento del sector al que se dedican, instrumento para crear procesos de formación. 


Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada