dimarts, 12 de març de 2013

Competir y/o compartir

Vivimos en un mundo en el que el verbo competir está muy presente en nuestras vidas. Hay que competir con los demás o contra los demás para demostrar que se es más fuerte y más poderoso en vez de compartir, aprender, hacer un sitio o marcar el propio terreno para no tener competidores.

La competitividad es básica en nuestra vida y la aplicamos en nuestro mundo laboral, pero también sería bueno que utilizáramos el verbo compartir como complemento de nuestra actividad laboral. Es decir, se puede competir con otras empresas del mismo sector, pero se sacará más rendimiento si se comparten informaciones, no todas, está claro, siempre habrá información reservada dentro de una empresa, pero es bueno aprender a que no pasa nada si se comparte información con otras empresas porque se fomenta la transparencia, la confianza y se ayuda a crecer.

Yo abogo por unir esos dos verbos, que sean complementarios y que permitan que las empresas no pierdan competitividad pero ganen en simplicidad, en transparencia, en interoperar con el usuario gracias a las nuevas tecnologías y al uso compartido de la información.

Estamos o vivimos un momento en el que la información ya no es propiedad de nadie porque la mayoría de información se puede encontrar en la red, con lo cual, es momento de dejar que los demás ayuden a construir la empresa que queremos, dejar que la personalicen hasta donde se pueda. Abrir el camino a la interoperabilidad y transparencia ayudará a simplificar los procesos y captar mejor las oportunidades.

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada