dimarts, 16 de juliol de 2013

Renovarse

Hace más de un año acudí a las últimas jornadas Innova.doc sobre documentación y innovación. En ese momento se presentaba la norma ISO 30300, bajo el lema "Archiveros, nos reinventamos?" 

Está claro que hay que reinventarse, adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías. Aunque yo no creo que nos reinventemos, sencillamente nos adaptamos a los cambios y creamos nuevas figuras documentales que son perfectamente compatibles con las ya existentes puesto que para cada una hay una función en un ámbito distinto.

Dentro del mundo documental existe la figura del archivero, el documentalista o gestor documental y ahora aparece una nueva figura aún por configurar, el content curator o curador de contenidos. Todas estas figuras son una evolución del clásico archivero y de la evolución de la tecnología.

El curador de contenidos, tal y como yo lo veo, es aquel que se encarga de filtrar los datos, la información existente, ya sea la que se crea o se recibe dentro de los canales de información, llámese redes sociales o intranets, para poder trabajar sobre ellas de una forma eficiente y crear nuevo contenido.

Esta nueva figura será la encargada de configurar la cara visible de la empresa, de dar a conocer sus valores, sus objetivos que la hacen diferente a los demás. El futuro pasa por estructuras mucho más simples, puesto que la adaptación es mucho más sencilla, y por el cambio de factores de vigilancia, lo importante es la persona porque todo está hecho por y para las personas, no para los grupos. 

El content curator debería procurar esa simplicidad en el diálogo, ayudar a crear estructuras más humanas, más simples, más personalizadas a través de los muchos canales existentes. La web 3.0 ayudará a consolidar este modelo, o así lo veo yo, puesto que las relaciones y aplicaciones móviles serán más personalizadas, destinadas a captar y difundir la información que se necesita. 


Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada